sábado, 5 de mayo de 2012

Bienestar


Caminaba medio doblado por la arena intentando recobrar el aliento. Mi mujer me sustentaba y me consolaba con bastante preocupación, ella tampoco estaba muy bien, pero definitivamente estaba mejor que yo. Después de la cena nos gustaba hacer la digestión caminando por la playa. Solo llevábamos 3 días de vacaciones, pero el régimen de todo incluido del hotel ya había empezado a hacer mella en nuestro bienestar.



12 comentarios:

Sweet dijo...

GULAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!
PECADOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!
XDDDDDDD!!!!!!!!!!!

Buen finde, Sheol (con excesos, pero sin terminar doblándose, porfi, jaja!)

Cristelicious dijo...

Jaja que bueno parecia algo grave que le estaba pasando no solo un atracón. Magnifico cuento corto, te deja entendiendo todo con tan poco. buen finde,un abrazo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Sheol! que placenteros y relajantes renglones, que prácticamente me transportan al deleite del paseo marítimo junto a la orilla del mar, con la promesa suculenta del todo incluído. Ese pedazo de banquete pantagruélico me abre el apetito. Buen fin de semana.

Mi Álter Ego dijo...

Jajaja. ¿Se salvaron?

Candela dijo...

Bueno...

Sufrir un poquito así no esta mal, de vez en cuando :))

Ale ;) dijo...

Cuando comprendes tus errores es cuando comienzan las soluciones.
Disfruta de lo que hay, pero sin excesos.
Muchos saludos y diviértete por mi ;)

Felina Mala dijo...

Solo con ver la foto me siento llena
Ir a la playa y volver sin una camiseta horrible,recuerdo que asutan y unos kilos de mas,no es playa

Un besazo!!!

Elena dijo...

jejej, el todo incluído de los hoteles tiene mucho peligro!!!

Un abrazo.

Javir dijo...

¿Y quedaban muchos días de "todo incluido"?. ¡Qué peligro!
Un abrazo

fus dijo...

Las personas que van a un todo incluido solo hablan de comida...y del sexo nada?...

un abrazo

paco

Nieves dijo...

Pues habría que ver como acabarian los pobres su viaje, si ya estaban así sólo al comenzarlo.

Yo no he hecho ningún viaje con el régimen de todo incluido, pero si hice un crucero por el Mediterráneo y recuerdo que en el tema de la comida no escatimaban nada, habia bastante abundancia de todo, e incluso una noche allá por las 4 de la madrugada tuvimos una especie de segunda cena que parecia un banquete de boda y era una pena porque no podias disfrutar de todo por la falta de apetito ante lo intempestivo de la hora.

Un beso y buen finde,

APU VeoDigital dijo...

je,je,je... eres la le repera!
Pues si es, "régimen de todo incluido" pues a incluirlo todo... michelines incluidos.
Un abrazo