domingo, 30 de mayo de 2010

El Roble

Últimamente se ha hablado mucho de mundos mágicos, de paraderos insólitos, de fantasía sin fronteras debido al momento difícil por el que pasamos casi todos. Se habla mucho de crisis, esta en los rostros, en los gestos de todo el mundo paseante por las pequeñas urbes. Parece ser que en la capital no se nota tanto, sera por los turistas. Por eso mismo, os recomiendo que evadáis un poco de este mundo tristón y preocupado a algún mundillo paralelo, que puedes encontrar cerquita, lo puedes encontrar en ti mismo. Si todavía no lo has encontrado significa que no has buscado lo bastante. Así que cierra los ojos por unos minutos e intenta fantasear un poco, es gratis y no tiene efectos secundarios.Hay muchos mundos donde te podrías perder por lo menos unos poco minutos al día. Te aseguro que es la mejor terapia para relajar mente y alma.


Si todavía no has encontrado el mundo que buscas aquí tienes uno. Un mundo donde un roble ama a una mujer.



                                     ''El roble



Orgulloso, de ramas recias.

Tu tronco poderoso se eleva al sol.

Te sujetas en tierra con raíces gruesas.

Te mueves con el viento a su son.



Cada primavera la vida ves crecer.

Cada otoñó tus hojas caer.

Cada verano a los niños correr.

Y un invierno la viste por primera vez.



Jugando con sus amigos

Para demostrar su valía

Se subió a lo más alto

Y le agradeciste su valentía



Le susurraste al oído:

“Quédate solo un instante

que nunca antes había tenido,

en mis ramas a un ser tan radiante”



Nunca supiste su nombre

Ni entendiste lo que decía

Deseaste ser un hombre

Y besarla algún día.



Te hubiese gustado acariciarla

Tocar con tus ramas su piel

Pero te limitas a mirarla

Y esperas que ella te mire también.



Aunque tu intención sea noble

Sé que te va a doler

Por qué no es posible que de un Roble

Se enamore una mujer



Joven centenario.

Durante un momento dejaste de verla

Para ti no hay calendario.
Y cuando apareció, estaba aún más bella



Ya no era una niña

Se convirtió en una mujer

“Te quiero” querías decirla

mudo quedaste al verla aparecer.



Caminaba de la mano

de un joven bien parecido

que llevaba en sus brazos
una niña de pelo cobrizo.



Su hija, debiste pensar

Y volviste a desear

Convertirte en un hombre

Para poderla besar.


Ella no sabe que existes

No conoce tus sentimientos

Cien años ya cumpliste

Cincuenta llevas sufriendo.



¿Cómo se te ocurrió fijarte

en aquella niña tan noble?

Debiste pensar que en ninguna parte

Se enamora una mujer de un Roble.



El tiempo ha pasado

Y su pelo se ha vuelto blanco

Pero aún recuerdas a esa niña

Que se te subió a lo más alto.


Ni las aves mas alegres

que anidan en tus ramas

son capaces de animarte

en estas horas tan amargas.



Testigo mudo del paso del tiempo

En tu lengua le dijiste que la querías

Ella no entendió en aquel momento

Lo que expresabas con tanta alegría.



Y ahora que se fue para siempre

La hechas en falta

Debiste ser valiente

Y con tus ramas acariciarla.



Ya no te alegra el sol

Ni el canto de las aves

Tus hojas lagrimas son

Al suelo caen a pares



La tristeza se apodera de tu ser

Y tu tronco antes poderoso
Ya no es vigoroso

y se empieza a torcer



Orgulloso, de ramas recias

Tu tronco poderoso ya no se eleva al sol

Y deseas estar bajo tierra

Con la mujer que fue tu amor.

Alberto Lopez''
 

No hay comentarios: