domingo, 5 de julio de 2020

Nothing Else Matters

Lunes, 07:00 h de la mañana. Los acordes desconcertantes de Nothing Else Matters de Metallica llenan los pasillos del metro Alonso Martinez. Un guitarrista sentando en un taburete, mueve los dedos por las cuerdas de la guitarra con pachorra y con cara de asco. No toca muy bien, de hecho toca fatal. Me paro delante de el y le miro. Me sonríe con cierta ironía. Me marcho.

El mismo día. 13:30 h. Nothing Else Matters en el mismo pasillo, el mismo guitarrista y la misma inconstante y molesta cadencia. Paso de largo sin mirarle.

Todos los días durante dos meses aproximadamente, a distintas horas, Nothing Else Matters, el mismo guitarrista, la misma pachorra, la misma cara de asco. 

Sigue tocando fatal pero las monedas llenan la funda de su guitarra. La gente es bondadosa o sorda o no pasa tan a menudo por ahí como yo. Por suerte o por desgracia no soy sordo y tampoco solidario si siento que alguien intenta poner a prueba mi sagacidad y paciencia. 
Esta vez me paro delante de el. 
"¡Al menos aprendete otra!" -le espeto.
Me mira con ojos vacíos y me sonríe. 
Esa sonrisa llega hasta ese rincón desconocido e inexplorado del cerebro que supongo que todos tenemos pero desconocemos y me punza como si fuera la punta de un bisturí. 
Apoyo el estuche en la rodilla y saco la flauta con manos temblorosas. Dejo el estuche abierto en el suelo y le miro fijamente a los ojos. El guitarrista no para de tocar, me sostiene la mirada y sonríe irónicamente. Levanto la flauta por encima de mi cabeza y con gran velocidad la bajo para asestarle un golpe seco en toda la sien, luego otro y otro y otro y luego paro. El cuerpo inerte del guitarrista yace en el suelo en extraña postura. La sangre le está tapando la sonrisa. Me agacho y le musito al oído...
"Este era mi sitio cabrón, este era mi sitio..."



sábado, 20 de junio de 2020

Muebles viejos y bizcocho recién horneado

Pasé veces por ahí, muchas, pero hoy por primera vez vi que la ventana estaba abierta. Es un bajo. Parece que el olor tan peculiar que me acercó el viento hace unos segundos para acariciarme los pelillos de la nariz, sale por esa ventana. Frunzo el ceño cuando las cosquillas me llegan al cerebro. Me suena el olor, me recuerda a algo.

Cuanto mas me acerco a la ventana abierta la visión que se manifiesta delante de mis ojos se vuelve mas clara, mas cercana, mas palpable. 
Ella está sentada en la vieja y chirriante butaca cosiendo, con las gafas en la punta de la nariz, a punto de perderlas. Me acerco mas, y también le veo a él, en el diván leyendo la prensa. Una lagrima se asoma a mi parpado derecho, no quiero llorar, así que presurosamente me alejo de esa ventana y la lagrima se detiene justo antes de brotar.   

Solo es un olor, pero un olor que invade mis sentidos y llena mi memoria de recuerdos, de ellos, de mis queridos abuelos. Ese olor que sale por una ventana abierta como una mano invisible que sin permiso hurga en mi cerebro, es un olor a muebles viejos y a bizcocho recién horneado. La fragancia de mi infancia, recuerdos de tiempos felices, otros tiempos, otra vida, otra gente. 

Me alejo mas, y todo se vuelve mas borroso, distingo aun las siluetas de los que solo viven en el recuerdo y me enfurece que ya no están, que se han ido, que me han dejado solo. Me alejo mas y desaparecen. 

Mientras camino siento como un gran trozo de granito invisible cubierto de musgo se va incrustando en mi corazón.  Es el recuerdo, es el saber que solo es recuerdo, que nunca será otra cosa que un recuerdo y lo cargo sin rechistar toda la jornada, toda la semana, porque no sé pasar pagina, no quiero pasar pagina. No me importa si pesa, si duele, mientras exista y resista el recuerdo, mientras viva, mientras ellos vivan en un olor a muebles viejos y a bizcocho recién horneado, yo lo seguiré cargando. 


domingo, 14 de junio de 2020

Lo que la estupidez se llevó

Hoy me voy a mojar, que hace mucho que no lo hago  y como cinéfilo empedernido ya me están tocando los "huesos". Por algo este blog se titula Solo me molesta a mi... y otros cuentos.

"Lo que el viento se llevó": peliculón para algunos, tostón para otros y motivo de debates y polémicas ahora mismo a consecuencia del brutal asesinato de George Floyd que sacó del letargo al movimiento Black Lives Matter.

 ¿Es una película racista? Seguro que lo es, pero solo si la vemos desde un solo angulo y punto de vista, sin tener en cuenta otros aspectos de la película y también el año del estreno. Si amig@s, fue hace mucho tiempo, hace casi un siglo. Rosa Parks aun no se había sentado en las primeras filas del autobús reservadas para los blancos y Martin Luther King aun no había pronunciado su famoso "I Have a Dream" cuando salió esta película.  No, no, eso pasó años mas tarde.

Si analizamos a conciencia todas las películas que se han creado hasta la fecha, todos los libros (referencia a la otra polémica racista sobre El señor de los anillos), todas las canciones, al final tendríamos que dejar de ir al cine, dejar de leer y de escuchar música, porque en cada película o cada libro o canción podemos hallar rastros de racismo, xenofobia, homofobia, machismo, violencia y si no encontramos esos rastros hay quienes se los inventan simplemente por amargados o polémicos. 

¿Podemos entender que el cine es arte, que la música es arte(menos el reggaetón), que la literatura es arte y que el arte hay que aceptarlo tal y como es, amarlo u odiarlo, ignorarlo o acosarlo pero no prohibirlo? El arte no es ni será nunca políticamente correcto, por eso es arte, para generar admiración, bienestar, malestar, polémica o debates. 

Vamos a prohibir Braveheart porque tiene una secuencia en la que el rey, harto del novio de su hijo, el príncipe Eduardo II, lo arroja por la ventana y lo mata? Según se dice, Eduardo II era sencillamente bisexual, pero en Braveherat se caracteriza como un ser ridículo, afeminado y débil. 
¿Es homófoba la película? 
Posiblemente si, pero la acepto porque me encanta, y no le doy mas importancia porque soy de las personas que disfruta de las cosas y no le busca las cosquillas. 
¿Voy a tirar yo también al novio de mi hijo por la ventana por que soy fan de Mel Gibson? 
Pues no. 
¿Por que? 
Porque considero que el amor entre dos PERSONAS es lo mas natural y bonito del mundo.

Braveheart


Vamos a prohibir Gilda, esa joya cinematográfica por el polémico bofetón que le propinó Johnny Farrell(Glenn Ford) a Gilda(Rita Hayworth)? 
¿Es machista la película? 
Seguro que si, como casi todas de la época. Pero hay que disfrutarla con la mente abierta, disfrutar el arte y no el significado de algo puntual ligado a esos tiempos. 
¿Me he convertido en un machista y un maltratador por haber disfrutados de las magnificas interpretaciones de los protagonistas? 
¡No! 
¿Por qué? 
Porque no soy imbécil.

Gilda


¿Vamos a prohibir Otelo
Si, vergonzosa la aparición con la cara oscurecida de la leyenda del cine Sir Laurence Olivier. El mismo actor años mas tarde lamentó haber aceptado el papel. 
¿Es racista o xenofoba la película? 
Posiblemente si, pero yo he disfrutado de niño inocentemente de ella y del arte de Sir Laurence sin que me afectara psicologicamente. 

Laurence Olivier


¿Que será lo siguiente, pintar de blanco la Capilla Sixtina porque todas las personas(creo) que Miguel Ángel pintó son blancas?

¿Cerraremos Louvre y el Museo del Prado porque un 90% de las persona retratadas son blancas? 

¿Cerraremos las bibliotecas porque un 30 % de los libros son machista y otro 30% racistas?

No creo que sea la solución, la solución es y será siempre la educación. La educación es fundamental, es el pilar de una nación, es el pilar del mundo, sin educación y respeto estamos perdidos, muy perdidos buscando soluciones fáciles a nuestros errores. Hacer desaparecer una película no solucionará los problemas de este mundo, ni por asomo.
¡Ojala fuera tan fácil! 
Hacer desaparece algo por crear polémica solo alimentará el ego de algún caza brujas. 
¡Cazar otra cosa, como mariposas, pero las del estomago! 
Ah, es verdad, no pueden, porque en vez de mariposas, tienen gusanos.
¡No culpéis al arte por vuestro fracaso como personas! 

Mis abuelos y mis padres me criaron y me enseñaron que los hombres no son mas que las mujeres, que todos somos iguales indiferentemente del color de la piel, del estatus social, de la orientación sexual, que hay que tratar con respeto desde lo mas insignificante hasta lo mas importante, desde las aceras que pisamos hasta la casa donde nos alojamos, desde la araña mas pequeña hasta la vaquita que mi abuelo todos los días ordeñaba. Sé cual es mi sitio, sé quien soy y lo sé por los valores que me inculcaron. 
¿Tú sabes quien eres? 
Si algún día mi sobrino de 8 años me pide que vea con él "Lo que el viento se llevó", yo encantando y no me costará nada explicarle lo que no está entendiendo. Por supuesto que seria mas fácil decirle que no es una película para niños, que no la entendería, así podría seguir revisando mis redes sociales, wasapear con mis amigos, hacerme algún selfie en condiciones para mis fotos de perfil, y él seguir viviendo y creciendo en la ignorancia. 
Reitero, sé quien soy y cuales son mis prioridades y mis valores, como también sé, qué es, de vital importancia para el crecimos espiritual de un crío y que es, lo que importa y lo que no, y no es precisamente una tablet para que deje de atosigarme. 

Entonces os pregunto:
¿Solo me molesta a mi?

sábado, 6 de junio de 2020

Todo orejas

Lo siento, de verdad que lo siento. Pensé que era diferente, pero soy superficial, igual que la mayoría, me fijo en los defectos de la gente, aunque inconscientemente, lo hago, si, si, como todos. 
¿Pero quién no lo hace? 
Es un gesto reflejo, y el que no lo hace, que tire la primera piedra.  

¡Ayy!... 

¡Ostias!... 

¡Podrías haber cogido otra mas pequeña, que duele! 

En fin, qué si, que si una persona no destaca por algo bonito en particular (ojos, labios, pómulos,  pechos, caderas, trasero, paquete... dinero) nuestro cerebro almacena defectillos para recordarla en caso de volver a coincidir con dicha persona. 

Coincidí con él en la cola del Ahorra Mas. A un metro y medio de distancia y con la voz ahogada por la mascarilla el pobre hombre empezó a hablarme para luego no dejar de hablar: sobre su vida, sobre la vida de otros, sobre el virus, sobre política, sobre fútbol, sobre el tiempo, sobre todo y sobre nada. 

No me sonaba, intentaba ubicarle pero sin éxito, no tenia ni la mas remota idea de quien era,  hasta que me fijé en sus orejas que consiguieron encender la bombilla de tal manera que hasta me acordé del lugar, de la fecha y de la hora que coincidí con él, una vez en la vida hace aproximadamente 3 años. Y todo por las orejas, imposibles de olvidar, imposible de verdad, mas aun si eres seguidor de la saga Star Trek. 

Para que os hagáis un idea: sus orejas son una versión light de las de Quark.

De verdad, imposible no recordar algo tan peculiar.
Siento ser así de superficial, de verdad que lo siento. 
Bueno, es lo que hay, nadie es perfecto...
Tampoco me quitará el sueño, creo que los hay peores que yo. 
O no...

Quark

lunes, 25 de mayo de 2020

Fase 1

Ya estoy de vuelta, en fase 1 de desescalada, con ganas de volver a la normalidad bloguera, así que poco a poco me pondré al día con vuestros escritos.
No saben la vergüenza que pasé ese 5 de abril, cuando por vez primera salí a cantar en el balcón para mis vecinos(no sabia aun que ese día también salia a cantar para mi, me fui dando cuenta según pasaban los días y las canciones).

Qué maravillosa experiencia, inolvidable, una experiencia que me devolvió las ganas de cantar pero sobre todo las ganas de volver a disfrutar de la música, escucharla, sentirla y no solo consumirla superficialmente como llevaba haciéndolo desde hacía unos años.

Me despedí de mis vecinos con We Are The Champions, porque han sido unos campeones, porque son unos campeones. Han sido 109 canciones que cantamos juntos, que bailamos juntos(yo poco, ya saben por los nervios) para olvidarnos por unos instantes de la cruda realidad. Todo esto se quedará grabado en nuestras almas hasta el día que el viento se las lleve.

Toda esta experiencia me abrió el apetito de mas, quería mas, una nueva aventura, pero sobre todo quería seguir cantando, para mi, para los curiosos, para los ociosos, para los amigos, para la familia, para los que están lejos, para los que están cerca, para los haters, para los lovers, etc...

Dicho y hecho... Esta nueva aventura será un microblog musical en mi canal de YouTube donde intentaré acercar a los que se quieran acercar, canciones que me gustan, canciones que me piden, nuevos descubrimientos pero también, obras incomprendidas y reivindicables.

Bueno, y como estamos en la Fase 1 en Madrid y como mi experiencia musical la tuve que compaginar con la lucha contra el COVID19, aprovecho esta entrada para deciros que ha sido duro, ver lo que he visto, sentir lo que he sentido, vivir lo que he vivido ha mermado mis fuerzas pero ha fortalecido mi espíritu, mucho, muchísimo. Si amigos, estamos en la Fase 1, pero no estamos aun para bajar la guardia, el maldito aun está dando vueltas, no dejéis que el ansia de tomar una cerveza con amigos, de fundirse en un abrazo o un beso se convierta en el tren de vuelta del asesino. Tened un poco mas de paciencia, por favor.

Muchas gracias por todo, porque gracias a vosotros también volví a reencontrarme con ese lado mío, que pensé que había muerto.

Un abrazote.

P. D. Os dejos esta grabación desde el coche, es una canción que me pidió mi sobrina. El mismo día la canté también en el balcón, para mis vecinos.

viernes, 10 de abril de 2020

Noches de Karaoke

Queridos amigos virtuales, quiero disculparme por mi casi nula participación en el mundo bloguero en estas ultimas dos semanas... y seguramente en las siguientes.  No es porque no quiera estar aquí... si, quiero y os quiero a todos de todo corazón, os quiero porque detrás de cada linea que escriben hay un alma, hay una vida, hay una persona extremadamente especial que se abre ante el que quiera entender lo que quiere decir o callar.

El motivo de mi ausencia en realidad son dos motivos. Primero, porque formo parte de esos pocos servicios que el gobierno considera esenciales y tengo que currar, incluso mas jornada aun que antes. Llego bastante tarde a casa y lo que hago al llegar, por supuesto, después de pasar por el proceso de desinfección en el hall de entrada y en la ducha, se convierte en el segundo motivo de mi ausencia. 

Durante mi jornada laboral elijo dos canciones, las escucho, las ensayo unas cuantas veces en casa, antes de las 20:00 horas. Después de agradecer a todos los que salen a luchar contra este maldito virus mediante aplausos, yo, que soy una persona muy tímida e introvertida, me quito la coraza, enchufo el karaoke y con la voz trémula y hecho un flan, voy entreteniendo a mis vecinos... luego, poco a poco se me pasa... eso de la vergüenza y los nervios. 

Todo empezó el día que unos cuantos artistas sacaron una versión de la canción Resistiré. Mi reducido circulo de amigos y familiares me convencieron cantarla en el balcón alegando que lo hacia igual de bien o mejor que ellos. Ese mismo día la canté (la que os acerco es una segunda versión, ya menos nervioso). Después de cantarla entré rápidamente en mi casa y bajé la persiana. En mi zona de confort, detrás de la persiana, seguía escuchado los aplausos y las voces que pedían: "¡otra, otra, otra!". Al día siguiente con el corazón en la mano volví a salir, y luego al siguiente también, simplemente porque mis vecinos lo necesitan. Mis amigos y familiares también lo necesitan, ellos no me ven en directo, pero están esperando cada noche delante de las pantallas de sus dispositivos que suba mi berreo a las redes sociales. 

Y así fue como me convertí sin querer en el "Entertainer" del barrio de las 20.05 horas y así seguiré hasta que esto acabe o hasta que mis cuerdas vocales aguanten.

Los que me seguís desde el principio, conociendo mi pasado musical, os preguntareis por qué lo de miedo escénico. Simplemente porque llevo mas de 15 años sin practicar... es verdad, a uno no se le olvida cantar pero las cuerdas vocales se atrofian y con ello se esfuma toda seguridad.  

Os quiero mucho a todos, cuidaros mucho y no salgáis de casa si no es necesario. Ya volverá todo: los besos, los abrazos, las cañas, las porras con chocolate, el sexo seguro...incluso antes, pero solo si somos responsables, respetuosos y disciplinados.

Un beso y un abrazo a tod@s.



♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦


♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

miércoles, 25 de marzo de 2020

Gris

Días grises... de cielos grises, de nubes grises, de pájaros grises, de caminos grises, de charcos grises, de sombras grises.
Mañanas grises...de esperanzas grises, de realidades grises, de pensamientos grises, de sueños grises, de sentimientos grises.
Tardes grises... de personas grises, de sonrisas grises, de miradas grises, de murmullos grises, de lagrimas grises.
Noches grises... de cortinas grises, de sabanas grises, de camas grises, de sacos grises, de suelos grises, de camiones grises, de hornos grises.

 ...y luego me hiciste el amor...
💗💗💗💗💗


martes, 17 de marzo de 2020

Perdón

El mundo llora en silencio las perdidas...

Desgarradores gritos de impotencia ahogados por los aplausos, por las tardías medidas que no solucionan mucho por no decir nada, ahogados por los reproches, silenciados por la irresponsabilidad de muchos, que no entienden que esto no es un juego, no entienden porque aun no les ha tocado, porque aun no se han topado con el olor hediondo de la muerte que acecha en cada esquina.

El mundo llora en silencio a sus muertos, llora a los que dieron el ultimo aliento entre cuatro tabiques tristes o tras una inmunda cortina verde, únicos testigos silenciosos de su sufrimiento y soledad.

Madres, padres, abuelas, abuelos, hijas, hijos apilados cual sacos de patatas e incinerados en los hornos del horror sin despedida ni un ultimo adiós.

El mundo sufre, los llantos son reales pero insonorizamos nuestras paredes con rollos de papel higiénico y sacos de harina. No queremos saber nada de nadie, el sufrimiento ajeno nos importa una mierda y lo único que realmente nos interesa es llenar nuestras despensas y limpiarnos el culo.

El mundo es un asco...

Os echaremos de menos...mucho, muchísimo.  Gracias por cuidarnos, por auparnos, por inculcar valores, por abrazarnos, por acariciarnos, por protegernos. Gracias por vuestros consejos, por vuestras historias, por vuestra paciencia, por vuestro cariño y amor incondicional, por esas paellas o por esos cocidos de los domingos al sol.
Gracias por darnos la vida.
Gracias y perdón.
Perdón por no haber reaccionado a tiempo, por no haberos protegido.
En nombre de todos, perdón.


sábado, 14 de marzo de 2020

Efímero encuentro

Qué si, que era yo. 

¡Seguuuro! 

Soy el que sale en los vídeos de Youtube y en las fotos de Facebook, Instagram o Twitter.

Ya sé, no estabas segura y no te atreviste a decirme nada. No muerdo. No. A no ser que me enseñes un pezón. Pero no antes de charlar, de tomarnos algo, una caña, un refresco, un café o de las manos, por favor, soy un tío decente...ahora...creo...

¿Quien eres? Venga me lo puedes decir. Me has mirado como si me conocieras, te sostuve la mirada un momento pero luego seguí con mi camino. Sentí tus ojos clavados en mi nuca, hasta la vigilante se dio cuenta que me seguías con la mirada. Me analizó de arriba abajo, pero no le parecí guapo ni tampoco sospechoso, siguió con su ronda. Yo no me di la vuelta, debí hacerlo y preguntarte si me conocías de algo, pero justo entraba el tren en la estación y tenia prisa, prisa por desaparecer por si te debía algo o por si te dije que te llamaría después de una noche loca que no recuerdo. Bueno, pensándolo mejor, no creo, llevo mas de una década de total cordura y tranquilidad. 

Ahora no puedo dormir, no puedo comer, solo pienso en ti, en tu mirada que tanto decía. Cada vez que paso por la estación de metro de Chueca te busco esperanzado entre los rostros androginos que esperan en el anden.

La próxima vez atrévete, si no te veo yo y tu me ves, no te cortes, dime algo, dime al menos quien eres.

 ¡Que si, que era yo! 

¡Si! 

¡Era yo!

O a lo mejor no... 


jueves, 5 de marzo de 2020

La bruja

Nunca pensé que la vida solo es vida si la vives sin miedo.
Nunca pensé que algún día amaría un gatito, yo que soy mas de perros.
Nunca pensé que pensar en voz alta fuera tan fácil y que me importaría un bledo.
Nunca pensé que las princesas podrían ser brujas y las brujas ángeles sin velo.

♥♥♥♥♥

He dicho tantas veces nunca porque “siempre” me parecía una palabra extraña.
He hablando tanto tiempo en voz baja que ahora gritar me parece toda una hazaña.
He sufrido tanto que ser feliz me parecía un singular cuento de hadas.
He perdido tantas veces que pensé que vivía en un bucle de inocentadas.

♥♥♥♥♥

Nunca pensé que el ahora es mucho más importante que el será o el ha sido.
Nunca pensé que caer cerca de una u otra persona fuera tan meramente distinto.
Nunca pensé que reiría sin taparme la boca por mis dientes torcidos.
Nunca pensé que bailaría una salsa cuando lo mío es el rock bien curtido. 

♥♥♥♥♥

Ignorante soy y seré ignorante hasta que envejezca y me quede sin dientes ni pelo.
No sé nada sobre la vida y las cosas que importan y las que nada o cero.
Pero aprendo muy rápido, soy buen alumno e importante: ¡Ya no estoy ciego!
La bruja es buena maestra y su magia purifica, es amor, es aire, es agua, es fuego. 

♥♥♥♥♥

Bruja ven aquí, seré tu aprendiz.
Bruja estas aquí, sin ti era infeliz,
Bruja ven aquí, mi bella flor de lis.
Bruja estas aquí, ahora soy feliz,
Bruja eres paz, quítame el antifaz
No cambies jamás, me amarás mas y mas... 
...Y mas y mas...

La bruja