sábado, 27 de abril de 2013

Yuri el payaso


Una tina. Un salto. 
30 años de oficio, 20 como principal atracción del Gran Circo de Samara. 10 años de alcoholismo y 1 de decadencia. 
30 horas hasta el ultimo show... muchos tragos de vodka... 20 minutos hasta su actuación... más sorbos de vodka... 10 minutos de preparación y más vodka... 
Un minuto de subida. 
A 20 metros del suelo respira, saluda y se lanza. 3 segundos de caída, 2 de desconcierto, un segundo y silencio... 
No hay aplausos, no hay ovación, solo gritos... de horror.  

Yuri

20 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¡Que horror! Es espeluznante, no quiero imaginar.

Waru Waru dijo...

Espeluznante y al mismo tiempo llamativo. Tiene un toque macabro que nos horroriza pero también una partida literaria que nos impide alejarnos de su lectura.
Muy bueno, mis felicitaciones ;)

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Sheol! ¡Menudo regreso el tuyo! Me alegro de verte otra vez. Ya sé que andas liado. Bueno, triste triste historia la del payaso. En pocas palabras, una historia de horror. Me encanta el ambiente circense, da mucho juego para escribir. Un abrazo

Ariel dijo...

Hola Sheol, buenas tardes,
una receta con alto contenido etílico.
1 realidad,
2 caras de 1 payaso
y 1 triste fin.
"Atrapante"

Excelente fin de semana
un gran abrazo

Citu dijo...

Uy triste historia muy real adoro leerte . Un beso y te me cuidas

APU Barcelona dijo...

Buf!! que final más duro y triste para un payaso. Un abrazo

Cristelicious dijo...

Que triste la vida y el final contados por ti. Un besito y feliz semanita.

Mi Álter Ego dijo...

A mí es que los payasos siempre me han dado pena. No miedo, como les pasa a muchos niños, sino pena. Siempre les veía como una cara triste debajo de tanto maquillaje. Un besote.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Pues sí, el riesgo del alcohol es este, acabar con la vida del adicto.
Me ha gustado tu historia, aunque sea horrorosa. Hay muchos finales de la vida de las personas que son así.
Y te doy la razón de lo que dices en mi post. Muchos son unos cazadores de seguidores, sin dar nada a cambio, ni una palabra coherente cuando dicen algo.
pero bueno, ni tú ni yo somos así, por lo tanto, seguimos compartiendo lo que tenemos cuando podamos.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

EvaBSanZ dijo...

Original y muy bueno Sheol. Enhorabuena!!

Un beso

Carolina dijo...

Triste final para un ser que brindaba alegria y diversion...
muy buen cuento, una historia fuerte en un resumen fenomenal.
Saludos y que todo marche muy bien.

fus dijo...

La tristeza de una tarde de circo.
Enhorabuena por ese relato que hoy nos has regalado.

un abrazo

fus

Esilleviana dijo...

Era un suicidio anunciado. Una persona solitaria, reafirmada en el alcohol y el prestigio y reconocimiento pasajero, acaban pasando factura.

Un abrazo

mariam dijo...

Hola sheol:
Es un placer volver ha reencontrarme con tu literatura creativa, en la cual siempre se aprende algo nuevo.
Un saludo.

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Triste...

A veces la vida, parece que nos viene grande, y no sabemos por donde abordarla...

Un beso.

Alberto López dijo...

. . . .
No tengo palabras, y ya es raro en mi no poder criticar lo que escribes, pero es que esta vez has descrito con tal precisión y con las palabras justas como un hombre es capaz de morir dos veces.
. . . .

luna dijo...


Te dejo un abrazo Sheol
Maksss

Aniquiladora dijo...

Qué escalofrío...
Tantos años, tantos tragos, tantas piruetas en el cielo, y en un segundo, fin del espectáculo.

Besoss.

Tequila dijo...

Sorprendente final... inimaginable!

Besos!

Nieves dijo...

Muy buena la entrada, me encanta como has reflejado en unas pocas lineas toda la vida de este payaso triste, a pesar de la máscara alegre con la que se ganaba la vida. Un beso,