jueves, 23 de agosto de 2012

Tendencias


Ellos nos lo venden y nosotros lo compramos o mejor dicho ellos nos lo venden y nosotros nos lo tragamos embobados. Las tendencia son pasajeras, pero casi siempre cuando las ideas se acaban, cuando la inspiración desaparece, suelen volver de peor o mejor manera. Tenia unos 15 años de edad, y en la tele y en la radio sonaba con fuerza la peculiar voz de Axl Rose. Un día, mientras veía un vídeo musical de los Guns en casa de mis abuelos, desmelenandome (ay, mi melena, ¡vuelve!) a son del archiconocido, por aquel entonces, Paradise City, mi abuela se me acerca y me entrega uno de sus pañuelos, extremadamente parecido al que llevaba puesto el cantante. “Mira, es como el del tío chillón ese.” - me dijo. Miré el pañuelo boquiabierto, miré a mi abuela boquiabierto y con cara de asombro, le doblé hasta formar una cinta que me la coloqué sobre la frente. Desde entonces, tengo un cajón reservado para los pañuelos, soy el tío del pañuelo, el pirata que me llaman, pero con el tiempo el pelo enrarece, la melena se esfuma y la cinta rockera se transforma en pañuelo pirata.
Bueno, a lo que voy, que me invaden los recuerdos y me desvío del tema. ¿O no? ¿Os decía?... Ah... que las tendencias aparecen y desaparecen, mientras que algunas permanecen, aunque solo sea en una persona.
Hace algún tiempo me he percatado de que la moda vintage, había vuelto en todo su esplendor. Me encanta, aun así pienso y lo digo, que algunas prendas o accesorios que eran horrendos hace 30-40 años lo siguen siendo hoy en día. Es posible que mi aversión hacia el metal dorado también me haga pensar distinto y ver las cosas desde otro angulo, que sé, que no siempre es el mejor. Hoy particularmente os quiero hablar sobre un complemento que se propaga como una plaga sobre las muñecas de las damas. Me refiero al típico reloj, el de toda la vida, del feralla, del albañil, del obrero en general, pero en dorado. Lo siento chicas, pero a mi personalmente el neo-vintage-¿chic? reloj dorado de la marca Casio me parece de lo mas cutre, le veo y me acuerdo de mis viejos compañero de obra y sus cansinos piropos subidos de tono, casi todos tenían uno y alguno hasta áureo, como el que lucís ahora tan orgullosamente. No es fashion, aunque lo diga la modelo de turno, con su cuerpo perfecto, su sonrisa perfecta y todo el photoshop, es solo otra cosa que os han vendido y os lo habéis tragado (encima lo he visto hasta con calculadora ¡qué horror!). No se enfaden conmigo si lo han adquirido y os he abierto los ojos, tampoco si discrepamos totalmente, ya saben que no tengo remedio y que normalmente Solo me molesta a mi.  


22 comentarios:

Tequila Limon y Sal dijo...

El relojito Casio. Es una mierda, jajja... pero según veo, o se ama o se odia, no hay otra!

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy linda entrada. Muy interesante. Me encantó visitarte. Un abrazo

Carolina dijo...

jijijijijiii, el relojito es grasa, es mersa, sí, pero lo que es moda no incomoda, nos llevan de las narices... cosa que vemos, cosa que queremos.
Un abrazo, estimado amigo.

Citu dijo...

Uy la gente siempre se lleva por las apariencias , tarde o temprano esa moda a desaparecer. Te mando un beso y te me cuidas

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Sheol! muy simpático el post, y super anacrónica la músiquita navideña... bueno, yo discrepo. A mí me encantan las tendencias vintage, me gustan las tendencias decimonónicas, soy un poco clásico en ese aspecto. El reloj me encanta, ¡un casioooo! ¡Qué ilusión me ha hecho! Me ha gustaedo tu post, muy simpático. Un abrazo

Waru Waru dijo...

Me encantó el detalle del pañuelo, jejeje. Por supuesto la moda es cíclica así que no es raro que se repitan los diseños. Pero, segun mi opinion, esto es así con todo, incluso con la historia, la literatura... De un año a otro vemos pasar bestsellers de tipo policial a novela rosa, porque resulta más comercial segun el momento. Es todo lo mismo.
Lo bonito, según mi opinión, es buscar el propio estilo (en todo, no solo la forma de vestirse) al margen de lo que lleven los demás.
Saludos!

Candela dijo...

Me quedo tranquila, no uso reloj jaja!!!

Yo, mientras se sigan llevando los pantalones pitillo y los pirata me conformo, porque como se dejen de llevar aunque quieras ir a contramoda es que ni te los venden. También espero que pase pronto la tendencia de la cresta y el fijador que da a los hombres una apariencia indefinida, puestos a no ser clásico prefería las melenas o las coletas -el pelo es natural que crezca- pero no que tenga aspecto de cresta gallinacea.

Muy bueno lo de pasar de la cinta al pañuelo ;)

Donaire Galante dijo...

pues a mí lo de las modas depende.. si me gustan, me apunto, de lo contrario paso. No me obsesiono, es más, si hay algo q lleva todo el mundo me vuelvo rebelde y se me quitan las ganas de ponérmelo. Manías q tiene uno. un saludo

Mi Álter Ego dijo...

Yo también detesto cualquier cosa que venga en tono dorado. De los nervios me pone pero esto ya es cutre a más no dar. Me da lo mismo si está o no está de moda. Como bien dices, era horrible entonces y sigue siendo horrible hoy. Besotes!!!

NuriaLourdes dijo...

Gran recuerdo lo del reloj "CASIO". Mi esposo tenía uno cuando éramos enamorados, imagínate!... me pareció bonito en su momento.
Cariños!

Eva BSanZ dijo...

Desde luego es un reloj feo, feisimo.
Estoy totalmente de acuerdo contigo.

Un beso

mientrasleo dijo...

Yo también he rescatado el mío... y creo que guardo algún pantalón campana y botas de plataforma... que ya desempolvé
Al menos lo amortizas si no engordas
Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querido Sebastián, paso a darte las gracias por el gran a`precio que te tengo. Estoy ausente del blog por unos días. Los eventos literarios me obligan a trabajar en componer nuevos poemas, cuentos .
Gracias por tu visita
Tu amiga
Sor.Cecilia

Esilleviana dijo...

No conservo nada de mi juventud... jajaja qué mal suena ésto!! pero es cierto, en el tema del valor sentimental de los objetos, soy algo práctica, por eso me gusta leer a las personas que sí guardan sus recuerdos.

Un abrazo :))

Ariel dijo...

Hola Sheol, buen día,
me has arrancado una sonrisa y casi un lagrimón!
tengo el recuerdo de los guns vivo en mi retina,
orgullosamente fuí también uno de los fanáticos del pañuelo en la cabeza jajaja
eso si, al reloj no llegué, no me dió el credito para tanto.
un gran abrazo

Elena dijo...

Jajaja, a mi me gustan los relojes dorados, aunque con este no he caído, me gustan!

Me gusta el nuevo fondo del blog.

Besos



laprincesa{Celta} dijo...

jajajajaja, di que siiiiii es horroroso de la muerte!!! ni ahora ni antes.

Habrá cosas que tengan un pase, pero otras...aunque claro, todo es cuestión del gusto.

Un abrazo.

fus dijo...

Estoy contigo en que el famosillo reloj no es nada bonito, ademàs me duele que nos lo impongan porque esos cuerpazos de mujeres lo llevan, yo desde luego no me fijo en el reloj...jajajaja

un abrazo

fus

Jose Antonio dijo...

¡Por supuesto que tuve uno así! sólo daban la hora y la fecha, eso sí, en el cine sonaba el bip bip de la hora de todo el aforo, interrumpiendo la película, ahora ya no soy de reloj, entre otras cinco mil utilidades, el móvil también da la hora
Un abrazo

Cristelicious dijo...

Hay que seguir la moda que gusta y que sienta bien no la que nos quieren vender. pero para gustos los colores. un besito.

Ale C. dijo...

Mi abuelo usaba uno así, quien sabe que le habrá pasado al reloj, pero si tuviera que usarlo seria solo por el recuerdo, la verdad que tampoco lo veo como algo de buen ver.

Saludos ;)

luna dijo...

Besitos quierido Sheol y feliz semana...