jueves, 13 de enero de 2011

Abandonados

Abandonada


Hacía mucho frió en la calle cuando salí a dar mi paseo matinal de cada domingo. Me encaminé sin rumbo alguno, mirando el cielo gris y triste a punto de llorar. No había cogido el paraguas, así que pensé que lo mejor seria quedarme cerquita de casa por si empezaba a llover. Me gustaba madrugar, tenia su encanto los domingos, cuando no había casi nadie por las calles a las 8 de la mañana y la tranquilidad que me rodeaba después de una semana agobiante era mi mejor amiga. Me gustaba también el olor a vainilla y a pan recién hecho, cuando pasaba a lado de las panaderías y hasta el olor acre y quemado a churros tenia su encanto. Pero lo que mas me gustaba, era respirar, inhalar ese aire fresco de invierno, un poco menos contaminado, de los domingos. Mientras caminaba acompañado de todo y nada, delante de mi, a unos 15 metros, en el cercado que normalmente acompaña los nuevos contenedores de basura empotrados en el suelo, algo me llamó la atención. Lo primero que vi, fue su pierna desnuda, girada hacia la derecha de manera grotesca y cuanto mas me acercaba, mas fuerte y rápido latía mi corazón y mas se ampliaba mi visión. Llegué al cercado y allí estaba, delante de mi, tirada en el suelo sucio y mojado sin ropa que la aguardara del frió que hacia o de la lluvia que ya asomaba sus cuchillos. El desgraciado que la había tirado ahí, como a un trapo inservible y grasiento, no tuvo la decencia de dejarle la ropa puesta. Su cabecita estaba girada hacia un lado y con su manita derecha se tapaba la cara, no se exactamente si por vergüenza de como la habían abandonado o por el horror que había sufrido. Me pareció la escena mas triste y horrorosa que había visto jamas. No me lo pensé dos veces, me agaché para levantara, la cogí de una de sus manitas, sin apartar la que le cubría la cara y la situé en posición vertical, delante de mis ojos, para verla mejor. Entonces abrió lo ojos, sus dos zafiros se clavaron en los míos, como suplicando que no la dejara allí, como diciéndome que su trabajo en este mundo todavía no había concluido. Aparté la otra mano que le cubría la cara, para verla mejor aun, estaba intacta, no tenia un rasguño siquiera. Lo único que le faltaba para seguir siendo una muñeca y la mejor amiga de alguna niña, era una buena ducha y algo de ropa. Subí al piso, la lavé bien y mientras se secaba en una silla delante del radiador, llamé a mi padre, que por su desgracia, es sastre. Le pregunte de que si le importaría hacer una poca ropa para una muñeca, que me encontré en la calle. Después de tratar de convencerlo unos 20 minutos de que no era un tontería y que no había empezado a beber o drogar, cedió. El mismo día me acerqué a casa de mis padres y en 15 minutos la muñeca, era una muñeca, con un su chaleco rosita y una faldita verde, estaba lista para seguir su camino por el mundo. Al día siguiente me acerque a un Caritas que hay en mi barrio y la doné.

FIN

por Sheol 13

*********************************************************************
Esta historia no ocurrió en totalidad, pero les aseguro, que si mi padre no viviera en al otra punta del mundo, en mi cabezoneria, lo hubiera hecho, hubiera cogido esa muñeca y hubiera “obligado” a mi padre(que es sastre de verdad) que le preparara una poca ropa. Así, solo le hice una foto a la pobre y me imaginé lo demás. Es triste el abandono que reciben nuestros juguetes viejos cuando el baúl esta a rebosar y los Reyes Magos o San Nicolas todos los años, sin falta, llegan con los sacos llenos. Sin embargo, hay niños que tiene el baúl vació o mejor dicho no le tienen y para ellos, una muñeca o un coche de juguete usado es oro en el alma, es luz en los ojos y es gracia en los labios. Es muy incomodo y molesto ir buscando algún Caritas o alguna ONG para donar lo que para nosotros esta pasado de moda, inservible o aburrido. Aún así, os ruego hacer este pequeño, gran gesto y prescindir de una hora o dos de vuestro preciado tiempo, para buscar ese sitio y llevar un poco de luz a quienes lo necesiten. Reconozco que tengo suerte por tener una a 10 minutos andando de mi casa, pero quien sabe, si se informan un poco, a lo mejor habrá alguna cerca de su casa también.

Aquí os dejo un listado de las ONG por si alguna vez deciden acercarse:
http://ong.tupatrocinio.com/espana-madrid-p1-d460.html
o
http://www.guiatransparenciaong.org/guiaong/ong?gclid=CNn81Zf5tqYCFcWEDgodx2ZHIA
o
http://www.fundacionvicenteferrer.org/es/quienes-somos

22 comentarios:

Aniki dijo...

Sheol, si alargas el relato, me echo a llorar. En todo momento he imaginado que hablabas de una muñeca de verdad, vamos, de un bebé abandonado. Aún me recorre un frío extraño. Lo has descrito de forma genial. Menos mal que has aclarado que no fue real.

Un beso enorme para ti.

Sheol13 dijo...

Aniki, no se hubiera podido describir algo tan gélido, como sabia de que hablaba no me resulto difícil escribirlo, pero comprendo lo que dices, me hubiera pasado lo mismo. Un abrazo.

Amelia Díaz dijo...

Tengo dos hijas. He donado juguetes durante años, aún así, sus muñecas siguen viviendo en casa. Son parte de la familia.
Pero no olvidamos nunca cuántos niños serían felices con un 1% de lo que ellas tienen.

Un relato magistral, S.

Conmovedor e intenso.

Besos enormes!!!

Javir dijo...

Hace una par de meses vino a casa un amigo con dos hijas pequeñas, de unos seis años. Mi mujer se las llevó a un cuarto donde están los juguetes de mi hija, más preocupada de financiarse un master que de jugar con su muñecas, y les dijo que cogieran lo que quisieran.
Al ver la alegría de estas niñas a las que no les faltan juguetes en su casa, imagino el rostro iluminado por la felicidad de los chavales a los que les falte algo tan básico para un niño como es un juguete.

Un post muy oportuno, sheol. Un abrazo

Sheol13 dijo...

Amelia, las fotos de las dos muñecas las hice el domingo antes de Reyes, pero las montañas de juguetes buenos que me encontré después de noche-buena era bastante considerable. Se me ocurrió tarde la idea de fotografiar ese desperdicio, pero este año no se escapa. Un abrazo y gracias por asomarte.

Sheol13 dijo...

Javir, yo se lo que es no tener lo que uno desea siendo niño, vengo de una familia buena pero pobre, por razones que no quiero detallar ahora mi familia se quedo en la banca rota literalmente y en todos los sentidos, mis padres se divorciaron y yo me quede con mi madre. Tenia yo 10 años. Mi madre enfermo y se paso una buena parte de los dos años siguientes en los hospitales, el dinero era tan escaso que después de pagar todas las facturas quedaba dinero solo para comer lo que fuera. Muchas veces comíamos carne los fines de semana nada mas cuando íbamos a visitar a los abuelos y entre semana sopita rica de tomate o de patatas. De juguetes o capricitos que te voy a contar. Al principio me dolía muchisimo no poder tener por lo menos un poco de lo que tenían otros niños pero lo entendí rápido, muchas veces pienso que demasiado rápido. No suelo generalizar, pero la mayoría de los niños de hoy día no aprecian y no respetan lo que tienen. Si me lío te cuento mi vida así que lo dejo. Me acorde de todo esto a raíz de lo que me has contado con las niñas, una vez me paso algo parecido y se que se siente. Un abrazo.

Sakkarah dijo...

Me ha encantado tu escrito... Empecé a leerlo sin haber visto las imágenes y al principio sentí miedo, pero se convirtió en sonrisa al ver que no era una mujer, que era una muñequita. Lástima que unos tiren tanto, y otros no tengan nada...

Un beso.

APU dijo...

Hola Sheol.
Siempre que puedo llevo cosas a la iglesia de mi barrio que las reparten entre quienes más lo necesitan. Tengo preparado por casa una bolsa con juguetes y otra con conservas y comida porque el último día que me acerque estaba cerrado pero ya preparo más para añadir. No sobra pero siempre hay gente que estar peor y lo necesita. El relato es, crudo y estremecedor pero tristemente real.
Un abrazo

Jose Antonio dijo...

Acabas de abandonar la categoría de maestro por la de genio, eres capaz de sacar de tu lámpara maravillosa un relato así.
Un abrazo

Cristelicious dijo...

Le he vuelto ha leer, me ha encatado este post. Un abrazo.

José Antonio del Pozo dijo...

Sheol, alguien capaz de llenarse de compasión por una muñeca abandonada, sin duda debe ser un buen tipo, y si además lo cuenta tan bonito, debe ser ya un tipazo.
Saludos

Sheol13 dijo...

Sakkarah, la vida es así de injusta, pero nosotros podemos ayudar un poco y hacerla mejor. Un abrazo.

Sheol13 dijo...

Apu amigo, me quito el sombrero delante de ti, gracias por demostrarme que no esta todo perdido y que todavía queda gente como tu. Un abrazo..

Sheol13 dijo...

Jose, gracias, vaya comentario, me ha crecido el corazón por lo menos dos tallas y mas viniendo de ti. Un abrazo.

Sheol13 dijo...

Cris, gracias por el doble comentario(Que.es) eres un sol. Un abrazo.

Sheol13 dijo...

Jose del Pozo, no soy un tipazo solo un mensajero y alguien que intenta cambiar algo tan incambiable. Un abrazo.

oliva dijo...

Es cierto, es un gran relato. No solo por todo lo que descubrimos sobre ti, sino del lenguaje empleado, tu sensibilidad especial al ver a la muñeca tirada a lado del contenedor. Pero la vestiste y la entregaste de veras en alguna ONG o Cáritas? No todos estamos dispuesto a dedicar nuestro tiempo libre a los demás...

Me gustó mucho, das una gran lección de humanidad.

un abrazo.

APU dijo...

¡Felicidades!

Qué! Foto, te otorga el prestigioso galardón "PREMIO BADULAQUE"

Se valora la calidad, los contenidos y distintos matices de selección.

Ya formas parte de la prestigiosa selección de blog-web que han sido premiados. Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog el galardón indetificativo.

Pasa a recoger el premio por esta dirección;

http://veodigital.blogspot.com/p/premio-badulaque.html

Copia y pega en tu blog el código con el galardón del premio concedido.

¡Enhorabuena! ¡Gracias por compartir!

Sheol13 dijo...

Querida Oliva, seguro que no te diste cuenta de que después de las fotos continuaba: "Esta historia no ocurrió en totalidad, pero les aseguro, que si mi padre no viviera en al otra punta del mundo, en mi cabezoneria, lo hubiera hecho, hubiera cogido esa muñeca y hubiera “obligado” a mi padre(que es sastre de verdad) que le preparara una poca ropa. Así, solo le hice una foto a la pobre y me imaginé lo demás."

Solo intento hacer de este mundo un mundo mejor, sé que es una batalla imposible, pero me da igual, no desistiré por que "Soy lo que fui, seré lo que soy, siempre fui, soy y seré... yo."
Un abrazo y gracias por tu agradable comentario.

Sheol13 dijo...

Apu amigo, es todo un honor, no tengo preparado el discurso y tampoco se me dan muy bien así que solo diré: Muchísimas gracias por el prestigioso premio, es un bonito e inesperado detalle y aunque me repita, te lo digo a ti también, es mi lema: Solo intento hacer de este mundo un mundo mejor, sé que es una batalla imposible, pero me da igual, no desistiré por que "Soy lo que fui, seré lo que soy, siempre fui, soy y seré... yo."
Un fuerte abrazo.

Alberto dijo...

Hay gente que no opina como tu, como yo, que difiere contigo en muchos temas, yo mismo. Pero tengo que reconocer que la falta de sensibilidad que normalmente se ve en las personas es un defecto que tu no tienes.
Me complace decir que tengo como amigo a una buena persona.
Un buena crítica.
Un abrazo Champiñón.

Xiomara Beatriz dijo...

Ser generosa no solo con cosas materiales sino con afectos debería ser una de nuestras prioridades de cada día ...pero el espejismo de la vida no lleva por derroteros donde no queremos mirar el lodo que en nuestro egoísmo sembramos ...pero muchas veces hay un Ángel que derriba la muerte ...la soledad ...el hambre...con su mano amiga otorgando sonrisas...esperanzas y llevando amor en su bolsillo y en su corazón ...mil gracias por ser uno de ellos...besos