jueves, 28 de octubre de 2010

El profe de mates

18 de abril de 2004
Que extraño mundo es el de los sueños, anoche sin ir más lejos soñé que paseaba por el campo, vi un conejo blanco, se me quedó mirando. Bonito animal, corrí detrás de él pero no logré darle alcance. A lo lejos vi un castillo, con sus torreones, almenas, banderas ondeando, fui hacia él y antes de darme cuenta ya estaba en el portón de entrada, llamé para que me abrieran y el conejo se asomó por una portezuela que hacía las veces de mirilla y me llamó por mi nombre. Ahí acabó el sueño, mi madre me despertó para ir al colegio. ¿Significará algo?

Marta cerró su diario y puso el candado, uno pequeño que se abría con una llave más pequeña aún. Volvió a escuchar la voz de su madre, esta vez desde la cocina
-“Marta a desayunar, que se te hace tarde”-
-“Ya voy mama”- Marta estaba sentada en su cama, aún no se había vestido, llevaba puesto un pijama de pantalón y chaqueta, todo de rosa con florecitas blancas. Había escrito en su diario lo que recordaba del sueño de esa noche, y antes de acostarse volvería a escribir, esta vez lo que le sucediese durante el día. Ahora tocaba vestirse y desayunar para ir a clase.

Examen sorpresa de mates a segunda hora, si todavía no me había quitado las legañas, es un decir claro, por que hoy me he puesto la blusa beige que me regaló mama por mi cumpleaños y los vaqueros negros, estaba de fábula. ¡Si no fuera por lo guapo que está Sr. Sebastián con sus gafas! Pero no debería estar permitido hacer ningún examen sorpresa sin avisar. Para futuros exámenes sorpresa la fórmula de las ecuaciones de segundo grado es

-b± b²-4ac
x=
2a
Nota para mí: Si me hago profesora, no hacer exámenes sorpresa.

Marta no era como el resto de chicas de su edad. A sus 13 años no quería ser veterinaria, no quería tener un perrito y de cuidar bebés no quería ni oír hablar. Cuando su tía Paula dejaba al pequeño Luís en casa, ella hacía lo posible para no estar. Marta siempre decía lo mismo “Que angelito parece cuando duerme y que demonio es despierto” Para desgracia de Marta, su primo la adoraba y le encantaba hurgar en los cajones y el armario de ella.

19 de abril de 2004
He vuelto a soñar con el conejo, le veía en el campo, corría detrás de él para cogerlo pero no podía, era más rápido que yo. Veía el castillo me acercaba a él y llamaba al portón. Casi el mismo sueño que anteanoche. Esta vez el conejo me ha dicho: “Estoy más cerca de lo que crees. Si me atrapas seré más que un amigo” Tengo que dejar de soñar con conejos que hablan o acabaré en un psiquiátrico.

Marta volvió del colegio, tenía una sonrisa de oreja a oreja, se sentía bien, estaba más que contenta. Durante la jornada escolar lo único que había sucedido interesante lo tenía que escribir en su diario, soltó la mochila sobre la cama, cogió el diario de su mesita de noche y el bolígrafo con el que siempre escribía en él.

Hoy me ha sucedido algo especial, después de la clase de matemáticas el Sr. Sebastián me ha pedido que me quedara un momento. ¡Que guapo es! Me ha dicho la nota del examen de ayer, un 5’75, y me ha dicho que si tengo dudas que no dude en llamarlo o mandarle un e-mail. Soy una privilegiada por que me ha dicho que no se lo diga a mis compañeros, que es una atención conmigo por lo bien que me porto en clase. Cuando me lo estaba diciendo me ha puesto la mano en el cuello, la tenía caliente, casi me meo en las bragas.

Marta pulsó el botón de encendido del pc que tenía sobre el escritorio y mientras se iniciaba, volvió a cerrar el diario y lo dejó otra vez en la mesita de noche. Se sentó frente al monitor y con el ratón abrió el programa para mandar correos. Opción Nuevo, escribió la dirección de su profesor de matemáticas y la guardó como Amigos. Decidió mandar un correo de prueba, en el asunto escribió prueba, y escribió. …

Varios meses después.

21 de junio de 2004
Hoy ha terminado el curso. Sebastián me ha invitado después de clase a tomar algo en su casa. Lo hemos hecho otra vez. ♥ Le quiero tanto ♥ Me gustaría contarle a todo el mundo lo nuestro, pero él dice que es mejor que sea nuestro secreto por que la gente no lo entendería. Ahora que me doy cuenta, llevo varios meses sin soñar con el conejo en el castillo. Me gustaba ese sueño.

Cuatro meses después, en el mes de octubre, un periódico nacional se hacía eco de un caso de pederastia. Un profesor de matemáticas de la zona norte de Madrid, S. H. P. de 37 años seduce a una de sus alumnas M. S. G de 14 años, dejándola embarazada. Los padres de la niña han denunciado el caso siendo puesto a disposición judicial.

Fin

por Alberto Lopez Chorro

___________________________________________________


Que más se puede decir. Yo creo que está dicho todo aunque nunca sera demasiado, ni bastante, recordar que cosas así nos rodean y que algo así podría golpear con fuerza y sin previo aviso nuestras tranquilas y placenteras vidas. Por qué este asunto es noticia de ayer, de hoy y desgraciadamente de mañana. Es algo que yo, todavía no puedo procesar, algo que no me entra en la cabeza y no puedo imaginar. Es algo que para mí no tiene nombre, ni significado alguno. El nombre que recibe el acto de quitar la inocencia, la pureza, las ilusiones y la vida a un niño no tiene la hoja lo bástate afilada para cortar en pedazos a tan horrendo y terrible asesino de almas. No existe excusa para tal atrocidad, no existen motivos y por supuesto no existe arrepentimiento, por qué lo que está hecho, no se puede rehacer y el que lo ha hecho, no se va a arrepentir en la vida, diga lo que diga. La inocencia partida no se puede reparar, no es una pieza de un juguete roto que se puede reemplazar, es algo irreemplazable, es un pedacito de alma inocente, cortado sin piedad con el machete oxidado de la demencia, de la vileza y la perversión y que nunca sanara. Lo más dramático del asunto es, que la mayoría de los casos nunca saldrán a la luz y a la mayoría de los "sin nombre" nunca les alcanzara el castigo que se merecen. Y lo que más me molesta es, que aunque lo pillen, el castigo que reciben me parece una caricia estimulante que les invita a seguir con su vil matanza de almas. Y con esto os hago mi habitual pregunta: ¿Solo me molesta a mí que la pedofilia no se castigue, por lo menos, con la castración?

14 comentarios:

Javir dijo...

No solo abusan de ellas físicamente, sheol, también lo hacen emocionalmente. Se aprovechan de que sus emociones y su carácter está en formación y, por lo tanto, son vulnerables.
Soy padre, mi hija ha pasado esas edades pantanosas, pero si le hubiera sucedido al algo de eso... igual estaba yo en la cárcel.

Un abrazo, buena reflexión.

APU dijo...

Hola Sheol.
Siempre tenemos la percepción de que la ley es blanda con los delincuentes y en algunos casos habría que analizar profundamente si esa percepción tiene fundamento y es real. Recuerdemos casos terribles de asesinato, homicidio... y no se cuantos nombres le ponen para no decir las cosas por su nombre, acabar con la vida de una persona, y los delincuentes están en la calle a gastos pagados.
Un abrazo.

Jose Antonio dijo...

Estoy totalmente contigo, tengo una hija y me duele sólo con pensar que este caso fuera el de mi hija.
Aparte de esto, fabuloso el fondo de tu blog.
Un abrazo.

sheol13 dijo...

Hola Javir, se aprovechan de su inocencia y las manipulan como quieren. Un abrazo.

sheol13 dijo...

Hola Apu, siempre hay que estudiar lo sucedido y si hay pruebas irrefutables yo estoy de acuerdo con el ojo por ojo y siempre me parecerá blanda la ley con los "sin nombre" por qué lo que ellos quitan nunca volverá. Un abrazo.

sheol13 dijo...

Hola José, aunque siempre están con los derechos humanos para arriba y para abajo, ¿dónde están los derechos de las victimas? claro, no están, por qué las victimas, algunas, están bajo tierra, así que ya no tienen derechos. Yo que sé que es mejor...la verdad es que yo no podría hacer daño a nadie y por eso estoy a favor de una ley mas dura con los criminales de toda clase, pero quien sabe si a raíz algún crimen hacia mi familia no se me cruzarían los cables...Un abrazo.

lemaki dijo...

(a veces pienso que tener tanta información nos perjudica... esta introducción para señalar que , afortunadamente, no he escuchado esta noticia). Sin duda, es deplorable, terrible y muy angustiosa este hecho y tantos como este que ocurran con demasiada frecuencia, puesto que la mayoría tenemos hijos y sabemos lo que es sufrir por ellos. Qué nivel de inferioridad debe sentir un hombre que abusa de un/a menor de edad, para saciar su ego y todos sus complejos...

Aparte, tu escrito está muy bien redactado, consigues que suframos mientras te leemos, por tanto, el relato llega muy bien. Amargo pero muy certero. Me gustó.

saludos.

sheol13 dijo...

Hola Lemaki, entiendo el crimen pasional,el premeditado pero este sí que no le entiendo. Un abrazo.

aniki dijo...

Hola, Sheo, realmente debo felicitarte. Un relato que atrapa a partir de la primera línea. Te has desenvuelto de forma magistral para expresar unos hechos que lamentablemente salen a la luz con mayor frecuencia. Te cae la perpetua por robar 10 euros y a estos parafílicos los dejan en libertad como si nada. ¿Sabes? Yo no creo ni en la paz ni en la justicia. ¿Y sabes por qué? Porque el mal existe y no se puede erradicar. Como mucho hay que aspirar a vivir medianamente bien.
Besossssss.

Sakkarah dijo...

De toda la vida las adolescentes se suelen enamorar de sus profesores y esto lo aprovechan seres sin conciencia.

Un beso.

sheol13 dijo...

Hola Aniki, le hare llegar tu agradable cometario a mi amigo Alberto, que es el autor del relato. En este post solo he hecho el comentario posterior. Un abrazo.

sheol13 dijo...

Hola Sakkarah, es una de las atrocidades más grandes hacia la inocencia de los niños. Un abrazo.

Amelia Díaz dijo...

No, no sólo te molesta a ti.
Creo que vamos encontrando las palabras.
Ha sido genial tu paso por mi blog, que me ha hecho llegar y meterme de cabeza en el tuyo.

Es un placer encontrar gente "molesta" como yo.

Un beso!!!

sheol13 dijo...

Hola Amelia, una grata sorpresa que visites mi humilde rincon de palabras. Una alegría saber que no estoy solo en mi lucha contra la falta de civismo y respeto hacia todo lo que nos rodea. Gracias por venir y quedarte, un abrazo.